fbpx

REGISTRO SANITARIO E08051291

Desde 1992 hasta hoy

Piercing en la Boca

Introducción

Desde hace algunos años, los piercings orales han tenido una gran popularidad, sobre todo entre los más jóvenes. Y es que son accesorios que definen la personalidad.

El piercing es una práctica muy antigua en gran número de culturas.

Ya sea que se localicen en los labios, lengua, frenillo o mejillas, los piercings en la boca pueden ocasionar consecuencias nada positivas para la salud de la persona.

Diferentes modelos de piercings para la boca

Además, a la hora de ponerlos, también puede producirse dolor, inflamación, un posible rechazo y hasta un riesgo de infección.

Recordemos que en la cavidad bucal existen muchas bacterias y humedad, lo que puede ocasionar este tipo de problemas, incluso retrasar la cicatrización de los tejidos.

La Academia Dental Americana, ADA, se ha posicionado contraria a esta práctica, sobre todo a los insertados en lengua, labios y boca por los riesgos que supone para todos los tejidos periodontales.

El incremento de la población con piercing, ha provocado un aumento importante en las consultas odontológicas. Estas personas deberían realizar un seguimiento más exhaustivo de su salud oral, ya que el piercing puede derivar en diversas complicaciones odontológicas.

Por lo tanto, antes de hacerte una perforación de este tipo, es clave que conozcas más sobre los piercings en la cavidad bucal y los posibles riesgos a futuro. Continúa leyendo para más información…

¿Cuáles son los lugares más comunes para un piercing oral?

La lengua

En este caso, la perforación se realiza sobre todo en la parte central y se usan los conocidos barbell, que es una barra que posee una esfera en cada extremo. También se pueden poner aros en las zonas anteriores y laterales de la lengua.

Los labios

En esta zona se utilizan mayormente los aros y labrettes, una barra que posee una esfera en la parte exterior junto a un disco que permite el cierre en la parte interior.

Estos piercings se ponen en cualquier zona del perímetro labial, aunque lo más común es que sea en la parte central del labio inferior.

Otros lugares

Los piercings en la cavidad bucal también pueden localizarse en las mejillas, en el frenillo lingual y en la campanilla o úvula.

los peligros del Piercing en la lengua

Posibles consecuencias y riesgos
de los piercing en la boca

Recesión gingival

Hay diferentes tipos de recesiones gingivales dependiendo del lugar de inserción del piercing.

Un piercing lingual suele provocar recesiones en la cara lingual de los incisivos antero posteriores. Un piercing insertado en el labio inferior causará la recesión en la cara vestibular de los incisivos inferiores. Estas recesiones suelen aparecer entre los 6 meses y 2 años desde la colocación del piercing.

«Si decides ponerte un piercing en la cavidad bucal, es importante que acudas a sitios especializados y posteriormente visites regularmente a un odontólogo para que te realice un seguimiento adecuado»

Infecciones

Si no se emplean las medidas higiénicas adecuadas y no se trabaja en un medio estéril, pueden producirse infecciones locales que pueden incluso llegar al torrente sanguíneo y diseminarse a otros órganos. Estas infecciones pueden ser tan letales como la hepatitis B y el VIH.

Traumatismos

Los piercings tienen un alto riesgo de engancharse y ser arrancados (sobre todo los de los labios y lengua. En el caso del piercing de lengua, es especialmente peligroso porque el traumatismo puede ocasionar pérdida del sentido del gusto, del tacto, disminución de la capacidad de hablar y deformidades, así como, gran dolor debido a la formación de hematomas que pueden llegar a encapsularse e infectarse.

Los problemas que se derivan de los piercing en la bocaPiercing en la boca

Cicatrices queloides

Son cicatrices hipertróficas, abultadas y fibrosas. Son tumoraciones grandes y rojizas (aunque luego se vuelven del color de la piel) y dolorosas al tacto. Aunque no son precancerosas si que son antiestéticas y removerlas quirúrgicamente no es posible.

Hiper salivación

La presencia de un cuerpo extraño en la cavidad oral puede llegar a producir una hiper salivación que puede resultar muy incómoda y molesta para el sujeto. Esta alteración la sufren más del 60% de los portadores de piercings intraorales.

Fisuras y fracturas dentales

Suelen ocurrir con los piercings intraorales al crearse el hábito de empujarlo contra el diente, ocasionando pequeñas fracturas o fisuras del esmalte dental, dando lugar a aparición de hipersensibilidad dental. Está descrito que el 80% de los portadores de piercings intraorales sufren algún tipo de pérdida de estructura dentaria.

En caso de aplicar anestesia en la zona oral, se incrementa el riesgo de sufrir una fractura dental por la pérdida de sensibilidad.

Problemas a la hora de la perforación

Aquí se incluye dolor, posibles hemorragias, hinchazón de la lengua o zona perforada, daños en los tejidos y alteración del gusto.

«Este tipo de perforaciones pueden propiciar mucho dolor, inflamación de las encías, infecciones, daños, maloclusiones o pérdidas de dientes y lesiones importantes si se llegan a tocar los vasos sanguíneos o los nervios»

Problemas desprendimiento del piercing

Además, en caso de que el piercing se desprenda, se puede afectar la zona respiratoria o digestiva, algo sin duda muy peligroso para la persona.

Bacterias

Recordemos que, a la hora de comer, los piercings orales pueden actuar como barreras que retienen restos de comida y por ello la limpieza en esta zona será más difícil.

Además, esto produce que las bacterias se acumulen y luego se reproduzcan de forma muy rápida en la boca, originando sangrado, inflamación, halitosis e infecciones.

Piercing en la lengua
Piercing en labios y nariz
Higiene

se ha de limpiar el piercing cuidadosamente sobre todo después de las comidas, toma de bebidas y cuando se fuma.

Utilización de colutorio con clorhexidina

como antiséptico para evitar la infección de la herida tras la inserción. No utilizar los enjuagues habituales de uso diario que no esté totalmente cicatrizada la herida.

Evitar el consumo de tabaco, alcohol y grasas,

para acelerar los procesos de cicatrización.

Evitar el juego o tocamiento del piercing,

hasta que no se haya cicatrizado totalmente la herida.

Si aparece una infección en la zona del piercing, hay que retirarlo de inmediato, acudir al odontólogo,

y realizar tratamiento con gel bio adhesivo de clorhexidina y algún antiinflamatorio sistémico. Si la infección es grave, se recomienda terapia antibiótica.

Si practicas deporte y eres portador de piercings orales,

te recomendamos la utilización de protectores bucales para evitar lesiones o traumatismos.

«Las revisiones periódicas al odontólogo/a, como mínimo cada 6 meses para evaluar si los tejidos periodontales sufren algún tipo de afección son imprescindibles para los portadores de piercings en la boca»

Tu 1ª Visita
Gratuita

Incluiremos una Ortopantomografía para un diagnóstico 100% fiable.

¿Te Llamamos?

Podrás fijar tu cita en el horario que más te convenga.
Pulsa aquí

¿Tienes dudas ?

Si tienes dudas sabemos que podemos ayudarte
y estaremos encantados en hacerlo

Opiniones en Google acerca de Clínica Dental Veneer's

Estamos orgullosos de mostrar lo que opinan aquellos que ya nos conocen

¿Dónde está tu Dentista en Barcelona?

¿Cómo llegar a Clínica Dental Veneer's?

Ronda Sant Pau, 36 bajos
08001 Barcelona

Redes Sociales

Facebook - Instagram - YouTube

Call Now Button